La traducción teatral

¡Se abre el telón! Traducción y teatro

Con motivo del Día Mundial del Teatro que se celebra el 27 de marzo, queremos contaros un poco sobre la relación que une a esta modalidad artística con nuestro arte particular, la traducción.

Entre las múltiples especialidades de la traducción, la traducción teatral es una de las más desconocidas y que más pasa desapercibida entre todos nosotros. A menudo, suele confundirse con la traducción literaria, debido al estrecho vínculo que existe entre las dos. Cabe destacar que en España la representación de teatro traducido es mayor que la creación de nuevas obras, lo cual deja entrever la importancia de estas traducciones.

traducción profesional de obras de teatro

Día Mundial del Teatro

Puede que muchos se estén preguntando por qué el Día Mundial del Teatro se celebra el 27 de marzo. Se trata de una celebración que comenzó en 1961, cuando el Instituto Internacional del Teatro de la Unesco decidió instaurar este día para dar a conocer el teatro a un público más amplio. En varios puntos del mundo, este día se celebra con la representación de las obras más influyentes en la historia dramática, muchas de las cuales han llegado a nuestras tablas gracias a la labor de los traductores de teatro.

«El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse humana, habla y grita, llora y se desespera». (Federico García Lorca)

¿Qué es la traducción teatral?

«¿Publicar o representar? Esa es la cuestión». Al hablar de este tipo de traducción, es necesario comenzar con la distinción de la traducción de obras para publicarse y las destinadas a representarse sobre un escenario. ¿En qué influye el tipo de texto ante el que se encuentren estos traductores? La finalidad de un texto determina el modo en que debe abordarse. No es lo mismo traducir un texto cuya finalidad es simplemente transmitirse de forma escrita, que un texto que requiera de adaptaciones para una posterior representación. En el caso de la traducción teatral, la mayoría de traducciones suelen corresponderse con el primer tipo, pero cuando se trata del segundo, el traductor debe tener en cuenta tanto los aspectos lingüísticos como los extra lingüísticos (gestos, posiciones de los personajes sobre el escenario, movimientos, etc.).

Traducir teatro es una actividad compleja que requiere de un gran esfuerzo humano, por lo que una traducción automática de un texto dramático podría ocasionar graves pérdidas, no solo presupuestarias, sino también de contenido, simbología, metáforas, intención del autor… Influyen demasiados factores como para confiar el éxito de un trabajo tan laborioso a una serie de circuitos.

la traducción profesional también se usa en producciones teatrales

¿Qué dificultades presenta la traducción de teatro?

A la hora de traducir obras dramáticas, los traductores profesionales se enfrentan a una serie de dificultades que otros tipos de textos no presentan. El primer ejemplo lo encontramos en la oralidad de este tipo de textos. Se trata de textos pensados para hablarse por lo que, no solo la lengua oral varía constantemente, sino que, si el propósito del texto es difundirse en voz alta, tendrá que sonar bien y adecuarse al estilo y registro de la obra del autor en general. Asimismo, los espectadores que asistan a esta obra no podrán volver atrás si no han entendido algo ni darle al botón de subtítulos de sus mandos; es un texto producido con la característica de inmediatez y con unas limitaciones temporales que dificultan aún más la traducción.

Sin duda, la puesta en escena también juega un papel protagonista en las obras destinadas a su representación: ¿a quién se dirige el personaje que está hablando?, ¿se alude a su vestimenta o a objetos cercanos?, ¿importa la parte del escenario en la que vaya a situarse? Todas estas incógnitas resuenan en la mente del traductor dramático cual campanas de San Juan.

Todas las obras dramáticas, sea cual sea su finalidad, comparten el hecho de que requieren un alto grado de creatividad por parte del traductor. Tendrá que esforzarse por ir más allá de las simples palabras ante las que se encuentra y tratar de reproducir los sentimientos o pensamientos ocultos tras los mensajes del autor original. ¡Vaya currazo! Además, los recursos teóricos, prácticos y las investigaciones en este plano brillan por su ausencia, por lo que esta labor todavía resulta más compleja.

Como podemos ver, el papel del traductor en este tipo de textos (similar a su función en los textos propios de la traducción literaria) cruza la frontera de la mera traducción para adentrarse en la de la rescritura, ya que no solo tiene que trabajar con dos idiomas y dos culturas, sino también con dos públicos distintos cuya intención es disfrutar de la obra que vayan a leer o a presenciar.

¿Tienes una obra teatral que te gustaría traducir?

¡Nos la pedimos! Tanto para obras cuya finalidad sea meramente la de publicarse, como para aquellas destinadas desde un principio a su representación, confía en un equipo de traductores profesionales para dar el salto al estrellato. No podemos garantizarte los aplausos de todos los espectadores de la sala, pero seguro que podemos asegurarnos de que al menos entiendan cada matiz que quieres transmitir con tus palabras. Si tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario web.

 

Tamara Sousa Villafaina

LinkedIn: https://es.linkedin.com/in/tamara-sousa-villafaina

Artículos relacionados
¿Alguna vez te has planteado los retos que supone traducir un juego de mesa? ¿Has
La gastronomía es seña de identidad en muchos países: es cultura y tradición. Cada país,
¡Hola, seguidores del blog de Tatutrad! Hoy vamos a centrarnos de nuevo en la traducción