los traductores profesionales en el mundo del deporte

Situaciones incómodas de la interpretación en el deporte

¿Existe algún sector más internacional que el mundo del deporte? Campeonatos del mundo, fichajes de deportistas de otros países, competiciones europeas, negociaciones… ¿Cuántas veces has visto a un deportista de élite frente a los micrófonos tratando de expresarse sin éxito en un idioma que no domina y a los periodistas desesperados tratando de entenderle?

Para evitar situaciones tan bochornosas, aunque divertidas, como la protagonizada por el jugador de fútbol Joaquín, existen intérpretes y traductores profesionales.

 


 


Por lo general, el inglés suele ser la lengua vehicular en el mundo deportivo; no obstante, en ocasiones, ya sea porque los interlocutores desconocen la lengua de comunicación del otro o porque se quieren ofrecer servicios lingüísticos de calidad, es esencial contar con intérpretes y traductores profesionales.

En este artículo queremos ayudarte a conocer las diferentes modalidades de interpretación deportiva que existen de forma amena a través de ejemplos de situaciones incómodas a las que han tenido que enfrentarse algunos intérpretes profesionales. Además, queremos dar a conocer su trabajo para que el público pueda entender mejor su profesión y las exigencias que conlleva.

Muchas veces, los intérpretes se convierten desgraciadamente en protagonistas involuntarios de noticias a través de titulares en los medios de comunicación del tipo «el error del traductor», sin que se tengan en cuenta factores como los siguientes:

  • La acústica del espacio: ¿el intérprete disponía de todos los medios necesarios para poder desarrollar su trabajo correctamente?
  • El hecho de que el interlocutor no se esté expresando en su lengua materna: ¿el interlocutor comete errores o no se expresa correctamente?
  • El cansancio: ¿el intérprete ha realizado los descansos estipulados o ha sido relevado por otro compañero tras pasar mucho tiempo interpretando?

Una vez que conocemos todos los factores que pueden influir en el rendimiento de un intérprete, vamos a pasar a explicar las modalidades de interpretación para poder entender mejor su trabajo.

Interpretación consecutiva

Un ejemplo claro de esta modalidad de interpretación son las ruedas de prensa. En ellas, los periodistas formulan una pregunta y mientras el intérprete toma notas. A continuación, el intérprete traduce la pregunta al entrevistado. Después, mientras el entrevistado responde a la pregunta, el intérprete sigue tomando notas para después poder traducir íntegramente la respuesta ante los periodistas.Estas notas no pueden ser una transcripción completa del discurso, ya que resulta prácticamente imposible escribir tan rápido como habla una persona. Simplemente sirven al intérprete de recordatorio, quien tiene que hacer uso de su entrenada memoria para reproducir el mensaje, que en ocasiones puede alargarse varios minutos.

Debido al gran esfuerzo mental que requiere la interpretación, es necesario que los intérpretes realicen pausas o incluso que se alternen dos intérpretes. El entrenador de fútbol Marcelo Bielsa parece ser plenamente consciente de esto y así quiso hacérselo saber a su intérprete y a los periodistas durante una rueda de prensa.

 



Ejemplo de interpretación consecutiva en la que el intérprete se sienta junto al entrevistado.

Interpretación simultánea

A diferencia de la interpretación consecutiva, en la que el intérprete se «turna» con los interlocutores para intervenir, en la interpretación simultánea el intérprete traduce a la vez que habla el interlocutor. Para ello, es necesario disponer de los medios adecuados; es decir, cabinas insonorizadas con equipos de sonido o dispositivos pensados para la interpretación con micrófonos para el intérprete y auriculares para los periodistas, en este caso.

el mundo de la traduccion profesional en el deporte de elite

Esta modalidad se emplea en situaciones en las que el número de personas es elevado, ya que permite que el discurso de un interlocutor sea traducido a la vez a varios idiomas (tantos intérpretes haya).

Aunque en ocasiones se emplee esta modalidad en ruedas de prensa, está más presente en grandes acontecimientos como galas de premios o discursos inaugurales en eventos deportivos.



Ejemplo de interpretación simultánea en la que el entrevistado escucha al intérprete a través de unos auriculares.

Interpretación susurrada o chuchotage

Es muy similar a la interpretación simultánea, ya que el intérprete también traduce el mensaje a la vez que escucha el discurso; sin embargo, a diferencia de la interpretación simultánea, lo hace en voz baja o «susurrando» (de ahí el nombre). Esto hace que no sea necesario invertir en toda la instalación técnica que requiere la interpretación simultánea (cabinas, auriculares, micrófonos, etc.), por lo que es una alternativa más económica. No obstante, solo se recomienda para intervenciones con pocas personas (ya que la voz del intérprete puede molestar a otras personas que prefieran escuchar el discurso en la lengua de origen) y de poca duración (ya que, al no disponer de auriculares, el intérprete tendrá que hacer un mayor esfuerzo de escucha y concentración).

La interpretación susurrada solemos verla, por ejemplo, durante los tiempos muertos de los partidos de baloncesto (cuando algún jugador no conoce el idioma del entrenador)

¿Cómo íbamos a acabar este artículo sin mencionar al entrenador de fútbol Mourinho? Protagonista no solo de numerosas situaciones «incómodas» con los periodistas, sino también con los intérpretes con los que en más de una ocasión se ha visto envuelto en polémica, llegando incluso a corregirles. Pero en esta ocasión no hablaremos sobre esto, sino sobre su faceta como «intérprete». Y es que, aunque se puede comunicar en varios idiomas, sus métodos distan mucho de los aceptados y empleados por los intérpretes profesionales.



En primer lugar, el intérprete no completa las frases del ponente. Por supuesto tampoco puede añadir información que este no haya dicho. Tampoco intervendrá mientras lo esté haciendo su interlocutor, al menos en la interpretación consecutiva, sino que esperará a que finalice su intervención. Por último, su tono de voz y expresiones faciales tendrán que ser neutras y no expresar disgusto, sorpresa o demasiada emoción, ya que el intérprete no imita a su interlocutor, sino que únicamente transmite su mensaje.

Si estás organizando un evento deportivo, necesitas intérpretes y, después de leer este artículo sigues teniendo dudas, en Tatutrad estaremos encantados de asesorarte y ponerte en contacto con nuestro equipo de traductores e intérpretes profesionales.

Diana Lindo Cuéllar
LinkedIn: www.linkedin.com/in/diana-lindo-cuéllar-827a82a8

Artículos relacionados
Los intérpretes nos rodean, aunque a simple vista no lo parezca. En entrevistas en la
Quizá una de las especialidades de la traducción más conocidas sea la traducción literaria, pero,
La traducción gastronómica es uno de los sectores de la traducción especializada más demandados a