Diferencias entre el chino simplificado y el chino tradicional

diferencias entre el chino simplificado y el chino tradicional

El chino es el idioma más hablado del mundo con unos 1300 millones de hablantes nativos. ¿Sabias que una cuarta parte de toda la población mundial habla chino? De ahí la importancia de este idioma para cualquier empresa que busque tener una presencia internacional.

El chino es un idioma considerado «difícil» o complejo y su traducción puede comportar importantes dificultades. Cuando un cliente nos pide una traducción de o hacia el chino, lo primero que le preguntamos es «¿A quién va dirigida la traducción?» y, en concreto «¿Dónde está ubicado el público objetivo?». Estas preguntas vienen causadas por las diferencias entre el chino simplificado y el chino tradicional.

Chino simplificado y chino tradicional: lengua escrita

El alfabeto latino está formado por 26 letras que permiten formar un vocabulario terminológico completo. En cambio, el chino está formado por decenas de miles de caracteres (o logogramas) que se utilizan para escribir palabras formadas por un único carácter o por varios.

En la actualidad existen dos formas de escritura diferentes para el idioma chino: tradicional y simplificada. El chino tradicional mantiene los caracteres antiguos que se han utilizado durante miles de años, mientras que el chino simplificado (como bien sugiere su nombre) está formado por versiones simplificadas de esos caracteres chinos tradicionales.

Con la creación de la República Popular China en 1949, el gobierno se puso como objetivo aumentar la tasa de alfabetización del pueblo que, por aquel entonces, estaba sobre el 20 %. Para ello, se decidió simplificar el sistema de escritura y fue en ese momento cuando surgió la forma de escritura que conocemos en la actualidad como chino simplificado.

Se modificaron aproximadamente unos 2000 caracteres tradicionales, sobre todo reduciendo el número de trazos y combinando varios caracteres en uno. Durante los años 50 y 60, el chino simplificado se adoptó en China, Malasia y Singapur; mientras que en Hong Kong, Taiwán y Macao se siguió utilizando el sistema de escritura tradicional.

Principales diferencias entre chino simplificado y chino tradicional

Estructura de los caracteres

Los caracteres del chino simplificado tienen menos trazos que sus homólogos tradicionales y, por tanto, tienen unas estructuras más simples y con menos detalles.

Número de caracteres

Con la creación del chino simplificado, se combinaron algunos caracteres tradicionales en uno mismo, por lo que este presenta menos caracteres. El chino tradicional utiliza el mismo carácter para expresar una palabra o parte de la misma, el chino simplificado puede representar múltiples palabras o conceptos con el mismo carácter.

Puntuación

El chino simplificado y el chino tradicional son diferentes en cuanto a puntuación. El chino simplificado utiliza las comillas occidentales «…» y ‘…’. Sin embargo, el chino tradicional utiliza los símbolos 「…」y『…』 como comillas simples y dobles.

Dirección del texto

La mayoría de los textos en chino simplificado se leen en horizontal y los lectores de China están acostumbrados a esta orientación. Sin embargo, el chino tradicional se puede leer y escribir en horizontal o vertical e incluso puede a llegar a aparece en ambas direcciones en un mismo texto.

¿Traducir al chino tradicional o al chino simplificado?

A la hora de decidir a qué idioma vamos a traducir nuestros textos lo primero que debemos tener en cuenta es a qué región pertenecen los lectores:

Chino simplificado

Si los textos van dirigidos a habitantes de China continental, Singapur, Malasia y organizaciones internacionales como las Naciones Unidas o el Banco Mundial, deberemos traducir utilizando el chino simplificado.

Chino tradicional

Si, por el contrario, los lectores a los que van dirigidas nuestras traducciones se encuentran en Hong Kong, Taiwán, Macao y comunidades de inmigrantes tradicionales, deberemos utilizar el chino tradicional.

También debemos tener en cuenta que el chino tradicional ha evolucionado en países como Hong Kong y Taiwán adoptando peculiaridades concretas en cada país. Si bien es cierto que la forma escrita es inteligible para ambos países, los habitantes de Taiwán no leerán con la misma naturalidad un texto escrito por alguien de Hong Kong y viceversa.

Chino mandarín o cantonés: lengua hablada

Hasta ahora hemos visto que cuando hablamos de chino simplificado y chino tradicional nos referimos a la lengua escrita; sin embargo el idioma chino también presenta diferencias en el ámbito de la lengua hablada.

Debido al gran tamaño y la diversidad geográfica y cultural del país, China cuenta con una gran variedad de dialectos y lenguas habladas. Las más comunes son el chino mandarín y el cantonés, que son las dos variantes que se hablan en todo el mundo.

Se cree que el chino cantonés surgió tras la caída de la Dinastía Han en 220 d. C., mientras que el mandarín nació durante la Dinastía Yuan en el siglo XIV. En 1912, China designó el chino mandarín como su idioma oficial y sigue siéndolo en la actualidad. De hecho, el chino mandarín es el único dialecto que es común entre la población china de todo el mundo.

Así pues, si necesitas traducir documento hacia o desde el chino deberás tener en cuenta la ubicación en la que se utilizarán tus textos y documentos para determinar si la traducción debe realizarse a chino simplificado o chino tradicional que, básicamente, se diferencian por la complejidad de los caracteres a nivel escrito.

Solicita tu presupuesto